• Hernán Pesis | Educador Felino

Adoptar, un acto de amor y responsabilidad


Adoptar es una experiencia hermosa que nos llena el alma y que requiere de mucho amor y empatía, pero también de mucha responsabilidad.


Antes adoptar a un gato adulto -o a un gatito- deberíamos hacernos estas preguntas:

¿Está toda la familia de acuerdo con la decisión de adoptar?

¿Está permitido tener animales dónde vivo?

¿Puedo brindarle un hogar adecuado a sus necesidades, aún teniendo que realizar modificaciones en la casa que no nos gusten?

¿Estará todo el día solo?

¿Tendré tiempo para dedicarle?

La felicidad de adoptar es incomparable.


¿Seré capaz de renunciar a algunos hábitos que me gustan?

¿Podré convivir con «sillones rotos» y «pelos en la ropa»?

¿Podré cuidarlo si se enferma, incluso de una enfermedad crónica?

¿Seré capaz de aceptar que el comportamiento del gato puede ir variando a lo largo de su vida?

¿Podré enfrentar el costo económico que implica garantizarle una alimentación de calidad, atención veterinaria y cuidados (si nos ausentamos de la casa durante las vacaciones o por trabajo)?

Gatitos recién nacidos en el refugio y rutina de desparasitación a nuestros rescatados.

El promedio de vida de un gato doméstico de interior, y bien cuidado, es de aproximadamente de entre 15 y 20 años. En el transcurso de todos esos años podemos mudarnos de casa, de país, divorciarnos, juntarnos con otra persona que, incluso, no le gusten los gatos, podemos enfermarnos, tener hijos, sufrir la pérdida de un ser querido, cambiar de trabajo y transitar estados económicos y anímicos buenos y malos. ¡Pero nuestro gato seguirá dependiendo de nosotros y necesitando el mismo amor y atención de siempre! La adopción es un compromiso para toda la vida.


Si ya lo has decidido ¡FELICITACIONES! Recordá que los gatos más viejitos y con problemas físicos y médicos necesitan del mismo amor. Si no podés adoptar y querés ayudar, podés contactarte con las agrupaciones de tránsito y rescate que tanto necesitan de tu apoyo: Donando, transitando, apadrinando y divulgando sus publicaciones. Y por favor, ¡ADOPTÁ, NO COMPRES!

...

38 visualizaciones