• Hernán Pesis | Educador Felino

Los paseos con pretal y correa, ¡son posibles!


¿Sabías que los gatos también pueden disfrutar de salir a dar un paseo con sus tutores?


SUGERENCIAS

  1. Tené el plan de vacunación y desparasitación al día.

  2. Evitá los paseos en lugares y horarios de mucho tránsito de personas, perros y vehículos. Muchas veces, una terraza, un jardín o un patio son suficientes para comenzar el entrenamiento.

  3. El pretal -diseñado para gatos- debe quedarle bien ajustado y cómodo. elegí entre los múltiples diseños disponibles comercialmente cual es el más adecuado para tu gato.

  4. Recordá que vos no guiás a tu gato, sino que él te guía a vos. La correa cumple la función de «freno» de seguridad, impidiendo que tu gato se suba o se meta en lugares inaccesibles. Nunca pegues un tirón para frenarlo. Frená vos, y cuando tu gato sienta que no puede avanzar, elegirá otro camino. En ese momento aflojá la correa y seguí su rumbo.

  5. La correa ideal debe medir aproximadamente 3 metros de largo y debe estar confeccionada de un material no elástico que aporte un mayor control sobre el punto anterior.

  6. Si el lugar de destino está alejado de tu casa podés utilizar una transportadora para trasladarlo hasta allí. Idealmente mochilas, que nos permiten tener las manos libres.

  7. El pretal se transforma en un estímulo predictivo del paseo (actividad motivadora) convirtiéndose en un reforzador condicionado. Por lo tanto, evitá colocarle el pretal cuando tu gato se pone muy demandante ya que podrías estar reforzando dicho comportamiento. Ignorá sus demandas hasta que esté tranquilo y luego premiá su buen comportamiento con el paseo.

  8. Si tu gato deja de caminar, se encoge o intenta escapar durante el paseo, lo más probable es que algo le haya provocado temor. Podemos utilizar algún estímulo palatable para sacarlo de ese estado. De no lograrlo, entonces es hora finalizar el paseo. Recordá que es fundamental llevarlo siempre su transportadora.

El proceso de habituación al uso del pretal, la identificación de la transportadora como «zona segura» y el reconocimiento de señales condicionadas de inicio y fin de la actividad deben entrenarse. Siempre consultá con un educador/entrenador certificado y con experiencia.

Milo y Angélica de trekking.


BENEFICIOS

  1. Estimulación mental y reducción del estrés.

  2. Actividad física y control de peso.

  3. Entrenamiento de los mecanismos de habituación a estímulos novedosos que promueven respuestas más equilibradas a nuevos estímulos desconocidos.

  4. Asociación positiva entre esta actividad, altamente motivadora, y nosotros.

  5. Utilización de esta actividad como reforzador de conductas menos probables.

Si tu gato disfruta mucho de esta actividad, podemos aprovecharla como un evento reforzador de conducta. Si queremos fortalecer un determinado comportamiento, podremos utilizar el paseo como reforzador positivo. Según el Principio de probabilidad diferencial de David Premack, el paseo puede convertirse en un reforzador mucho más potente que el mejor de los snacks.

ALGUNOS CONSEJOS PARA EL PROCESO DE HABITUACIÓN AL USO DEL PRETAL

  1. Frotar el pretal con la manta impregnada del olor a tu gato y dejársela para que se habitúe a su presencia.

  2. Colocar un platito con comida húmeda para distraerlo mientras le colocamos el pretal y lo ajustamos.

  3. Si no quiere, se lo retiramos junto con el platito de comida. Podemos intentar dos o tres veces más.

  4. Si luego de tres intentos no quiere, le retiramos todo e intentamos una nueva sesión horas más tarde.

  5. Si lo acepta, inmediatamente le colocamos su correa y lo motivamos abriendo la puerta para salir (siempre en un lugar protegido, como un patio, jardín o terraza del edificio). De esta manera, asociará el uso del pretal con la salida y la próxima vez podremos colocárselo sin la necesidad de estímulos de distracción.

  6. Una vez identifique la puesta del pretal (conducta) con la salida (reforzador), podremos incorporar la transportadora como requisito para la salida.

¡NO TODOS LOS GATOS ESTÁN PREPARADOS PARA ESTA ACTIVIDAD!

La evaluación de cada etapa del entrenamiento debe hacerla un educador/entrenador profesional con experiencia. Si tu gato no termina habituándose al uso del pretal, o siente mucha ansiedad al salir, no debemos forzarlo. ¡A no desanimarse! Existen muchas otras actividades para ellos.

...

89 visualizaciones