• Hernán Pesis | Educador Felino

Modificación de conducta en gatos (II) «Tiempo fuera» ¿Se puede aplicar en los gatos?


El tiempo fuera, algo así como «poner al gato en penitencia», constituye una técnica de Modificación de conducta que forma parte del paradigma del Condicionamiento operante y se basa en un procedimiento de castigo negativo. La función del tempo fuera es decrementar las probabilidades de emisión de un determinado comportamiento. ¿Para que se utiliza? ¿Es efectivo? ¿Se puede aplicar en los gatos? ¿Cuáles son sus riesgos? Para comprender cómo opera esta técnica es necesario, primero, hacer un breve resumen de las principales características que definen un procedimiento de castigo negativo.

CASTIGO NEGATIVO

Así como los mecanismos de reforzamiento, tanto positivos como negativos, incrementan las probabilidades de emisión de un determinado comportamiento, los mecanismos de castigo, tanto positivos como negativos, decrementan dichas probabilidades.


Te sugiero leer el artículo sobre Reforzamiento positivo y negativo en este mismo Blog »


La retirada de un reforzador positivo (o estímulo apetitivo) consecuentemente a la emisión de una determinada conducta decrementará sus probabilidades de emisión futura hasta su total extinción. Es, justamente, el decremento de las probabilidades de emisión de dicha conducta la que nos estaría marcando que estamos frente a un mecanismo de castigo, mientras que la retirada de estimulación (en este caso apetitiva) nos estaría marcando que estamos frente a una contingencia negativa. De ahí el nombre de Castigo negativo.


La emisión de una determinada conducta, cuyas consecuencias incluyen la retirada de un reforzador positivo o estímulo apetitivo, decrementan las probabilidades de emisión futura de la misma. A este mecanismo de aprendizaje asociativo se lo denomina: Castigo (debido al decremento de la conducta) negativo (debido a la retirada de estimulación apetitiva). Recordemos que el término negativo no hace alusión a algo «malo» sino a la «retirada o eliminación» de un estímulo.


Un ejemplo de castigo negativo:

Estamos acariciando a nuestro gato, quien se encuentra recostado en nuestro regazo disfrutando los mimos: buscando el contacto con nuestra mano, frotándose en ella y ronroneando de placer, cuando, de repente, ese placer se transforma en excitación y ¡ZAZ!, nos muerde la mano como si se tratara de un juguete. Inmediatamente, retiramos la mano, las caricias y los mimos que tanto placer le estaban proporcionando.


Las probabilidades que el gato vuelva a mordernos frente a la misma situación decrementarían ya que, de hacerlo, se le estaría retirando del reforzador positivo (un evento agradable para el gato). Este es un ejemplo de un comportamiento castigado negativamente.


TIEMPO FUERA

El tiempo fuera se basa en el mismo principio pero aplicado en aquellos casos en los cuales la retirada del reforzador, o reforzadores, que mantienen una determinada conducta problema se hace muy difícil. En estos casos, lo que se hace es aislar al individuo del contexto estimular reforzante que está manteniendo la conducta problema.


Existen diversas variantes del tiempo fuera. En los gatos, la única variante utilizada y efectiva es el denominado tiempo fuera de exclusión: Aislar completamente al gato del contexto estimular que está reforzando un determinado comportamiento problema para así decrementar las probabilidades futuras de emisión del mismo. Para que esta técnica resulte efectiva, se determinan primero los espacios de aislamiento funcionales al gato, el tiempo de aislamiento y el tipo de reforzadores diferenciales debemos utilizar para fortalecer las conductas alternativas deseables. Nunca debemos aplicar procedimientos de castigo sin reforzar conductas alternativas.


RIESGOS

Como sucede con todos los procedimientos de Modificación de conducta, es recomendable que siempre deban ser implementados por profesionales que estén formados en Análisis Funcional de Conducta. La función del tiempo fuera, como bien se ha dicho, es decrementar las probabilidades de emisión de un comportamiento desadaptativo o problemático. Debido a que este procedimiento está basado en principios científicos de aprendizaje, siempre resulta efectivo, pero eso no quiere decir que, algunos casos, pueda llegar a resultar contraproducente. La decisión de aplicarlo, o no, dependerá en última estancia del profesional.

No me casaré de remarcar la importancia que tiene la implementación de un Análisis Funcional de la Conducta para determinar cuales son las variables que pueden estar reforzando un determinado comportamiento y evaluar si la aplicación de un procedimiento como el tiempo fuera es o no recomendable. Y si lo es, cómo aplicarlo correctamente.

Un gato que se encuentra privado de actividades estimulantes durante todo el día podría emitir todo tipo de comportamientos problemáticos frente a sus tutores (en especial si dichos comportamientos tienen como consecuencia la atención de los tutores). La implementación del tiempo fuera, en estos casos, sería contraproducente. El aislamiento del gato funcionaría como una operación de establecimiento (*) y lo frustraría aún más, incrementando (en vez de decrementar) la probabilidades de emisión de esos comportamientos problemáticos.

(*) Operación que sirve para saciar o privar al animal de determinados reforzadores, afectando de esta manera la motivación del mismo por emitir diversas conductas. En este caso, al privarlo aún más de estimulación (debido al aislamiento) la motivación por la emisión de conductas problemáticas podría verse incrementada y reforzada por la atención de los tutores, en vez de castigada.


RESUMEN

El tiempo fuera, como toda técnica de Modificación de conducta, debe ser implementada con cuidado y con conocimientos en Análisis de Conducta. Aislar al gato del contexto estimular que mantiene un comportamiento problemático puede resultar efectivo para reducir algunas conductas puntuales, pero no todas. Este tipo de procedimientos deben ser siempre implementados conjuntamente con técnicas de reforzamiento diferencial, como sucede con la aplicación de otras técnicas de reducción de conductas, como pueden ser el castigo positivo y la extinción. Antes de implementar cualquier técnica de Modificación de conducta debemos asesorarnos con especialistas formados en Análisis Funcional de la Conducta.

...

345 visualizaciones